5 usos del detergente (que posiblemente no sabías) sin contar lavar los platos

5 usos del detergente (que posiblemente no sabías) sin contar lavar los platos

El detergente cumple varias funciones además de lavar los platos. Por eso, te mostramos que otros usos le podes dar en tu hogar.

El uso del detergente se nos hace familiar ya que lo usamos para lavar los platos. Sin embargo, puede cumplir otras funciones diarias en nuestro hogar. A continuación, te dejamos 5 usos que le podes dar en el hogar (y seguramente no sabías).

1. Eliminar manchas de grasa en los tejidos

Este consejo es muy sencillo de hacer. Hay que aplicar una pequeña cantidad de detergente sobre la mancha, frotar bien con los dedos o con un cepillo limpio y de cerdas suaves y, por último aclarar con agua. La grasa se desprenderá de la ropa y la mancha desaparecerá.

2. Limpia las hojas de las plantas

El detergente forma una capa protectora sobre la superficie de la planta, lo que impide el contacto de insectos indeseables. Además de ello, se trata de una solución limpiadora que mejora el proceso de fotosíntesis. La cantidad debe ser pequeña para no dañar la planta. Utiliza 3 gotas en 1 litro de agua limpia y pulverizar sobre las hojas, sin exceso. Usa un trapo fino y limpio para eliminar el líquido.

3. Mata a los bichos

Utiliza la misma solución descrita en el consejo anterior para rociarla encima de las hormigas y pequeños insectos indeseables en la cocina. El detergente es eficaz y mucho menos tóxico que los venenos convencionales que contaminan el aire de la casa.

4. Higieniza los peines para el pelo

¿Limpias tus cepillos y peines, que acumulan residuos del pelo y del cuero cabelludo? Haz esta limpieza mensualmente y mantén mejor tus cepillos, manteniéndolos limpios. Pon los cepillos en agua con jabón en remojo. Después, enjuaga y deja secar completamente antes de usar los peines de nuevo.

5. Desengrasa los muebles de la cocina

Puede que no lo creas, pero todo en la cocina queda grasoso cuando preparas la comida. El detergente, al ser un desengrasante ligero, también sirve para quitar la grasa de los muebles, como la mesa, las sillas y la encimera. Haz una mezcla de detergente con agua tibia y limpia los muebles con un paño limpio. Luego usa un paño seco para removerla y evitar la humedad en los muebles.

Fuente: econsejos