Un estudio determina que las arrugas de la frente pueden alertar sobre riesgos para el corazón

115

La investigación halló que las arrugas pueden ser un marcador de aterosclerosis

Un reciente estudio, presentado en el marco del congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, celebrado en Alemania, sostiene que las arrugas profundas en la frente podrían indicar un mayor riesgo de mortalidad cardiovascular.

“No se pueden ver o sentir factores de riesgo como el colesterol alto o la hipertensión”, explicó Yolande Esquirol, profesora asociada de salud ocupacional en el Centro Hospitalario Universitario de Toulouse, en Francia. “Exploramos las arrugas de la frente como marcador porque es muy simple y visual. Sólo con mirar la cara de una persona podría sonar una alarma, entonces podríamos dar consejos para reducir el riesgo”, sostiene.

Según aclara el trabajo, esa señal de alarma estaría dada por el hecho de tener muchos surcos profundos en la frente, más de lo esperable para la edad de la persona.

“Por supuesto, si tenés una persona con un potencial riesgo cardiovascular, tenés que controlar los factores de riesgo clásicos como la presión arterial y los niveles de lípidos y glucosa en sangre, pero ya podés compartirle algunas recomendaciones sobre los factores del estilo de vida”, señala Esquirol.

Los autores del estudio actual investigaron un marcador visible, como las arrugashorizontales de la frente, para ver si tenían algún valor para evaluar el riesgo cardiovascular en un grupo de 3.200 adultos. Los participantes, que eran todos sanos, fueron examinados por médicos que asignaron puntajes según el número y la profundidad de las arrugas en sus frentes. Una puntuación de cero significaba no tener arrugas, mientras que una puntuación de tres significaba numerosas arrugas profundas.

Los participantes fueron seguidos durante 20 años, durante los cuales 233 murieron por diversas causas. De estos, 15.2% tuvieron puntajes de dos y tres arrugas; 6.6%, uno; y 2.1% no tenía arrugas.

Los autores encontraron que las personas con puntaje uno tenían un riesgo ligeramente mayor de morir de enfermedad cardiovascular que las personas sin arrugas. Los que tenían puntuaciones de de dos y tres tenían casi 10 veces el riesgo de morir en comparación con las personas con arrugas cero, después de los ajustes por edad, sexo, educación, tabaquismo, presión arterial, frecuencia cardíaca, diabetes y niveles de lípidos.

“Cuanto mayor es el puntaje de arrugas, mayor será el riesgo de mortalidad cardiovascular”, explica la autora. No obstante, aclaró, que los surcos en la frente no son un método mejor para evaluar el riesgo cardiovascular que los existentes, como la medición de la presión sanguínea y los perfiles de lípidos, pero podrían levantar una bandera roja más temprano, a simple vista.

Fuente: Clarín