Se viene el Año Nuevo Judío, tiempo de balance espiritual

74

Este domingo por la noche se inicia un nuevo año del calendario hebreo con la festividad de Rosh Hashaná (año nuevo).

Según nuestra milenaria tradición, es este el momento en el cual somos llamados a hacer una introspección, un balance espiritual, de cada uno de los actos realizados u omitidos durante el año que finaliza, y por ello es un hermosa posibilidad, la que D”S nos brinda, de renovarnos y comenzar de nuevo. Cuenta una antigua historia, que el herrero de cierta aldea compró un fuelle mecánico para que sople y avive el fuego de su fragua; tarea que hasta entonces, él mismo debía realizar.- Con mucha alegría y lleno de entusiasmo puso en funcionamiento el fuelle. Sopló, sopló, pero la fragua continuaba fría.- Sin saber qué mas podía hacer, desesperado llamó al Rabino para ver si lograba ayudarlo. Cuando el Rabino llegó a su casa, observó la situación y simplemente, le mostró al herrero que había olvidado encender la fragua.-

Lo mismo ocurre con los seres humanos -dijo el Rabino-; si falta la chispa, por más que soplemos y soplemos, el fuego no se encenderá.-La festividad de Rosh Hashaná podría parecerse a aquel fuelle. Cada una de las plegarias que habremos de entonar, cada una de las costumbres que habremos de seguir, solo buscan avivar ese fuego interno, esa chispa divina que arde en nuestro espíritu. Sea la voluntad del Creador, que todos los seres humanos, sin distinción de credos ni de razas, podamos encaminarnos en la senda de un diálogo honesto y sincero que nos permita dirigirnos hacia la búsqueda de la paz universal. Es el deseo de la Asociación Israelita de Beneficencia Kehilá Rosario, que este nuevo año 5779, el cual estamos próximos a iniciar, nos depare a todos los habitantes de este bendito país un sinfín de bendiciones. Shaná Tová Umetuká. Que D”S nos conceda un año bueno y dulce como la miel.