Qué historia esconde “Hey Jude” de los Beatles

122

Es un clásico de la banda de Liverpool que cumple 50 años ¿A quién está dedicada?

“Hey Jude” es uno de los tantos clásicos de los Beatles. Fue editada el 26 de agosto de 1968 en los Estados Unidos y el 30 en el Reino Unido. Fue el primer simple (acompañado de “Revolution”) que lanzó el popular grupo en su sello discográfico Apple.

Una balada acreditada a la magnífica dupla Lennon-McCartney, aunque su creador fue este último. En un principio se llamó “Hey Jules” y fue compuesta por Paul para consolar a Julian, el hijo de John, tras el divorcio de sus padres.

McCartney confesó que los primeras estrofas nacieron cuando iba a visitar al chico y a su madre. “Llevaba cerca de una hora manejando. Entonces, apagué la radio e intenté componer una melodía. En ese momento, empecé a cantar: ‘Hey Jules, no lo estropees, elegí una canción triste y mejorala”, contó el músico en una entrevista. “Tenía un mensaje optimista y esperanzador para Julian. Sé que no eres feliz, pero vas a estar bien”, agregó.

La idea de cambiar su título fue que “Hey Jude” era más fácil para cantar. Una canción de siete minutos, que tiene un video que se grabó en los estudio Twickenham, el 4 de septiembre de 1968. El tema fue todo un éxito en varios países, llegando a los primeros puestos de las listas.

Julian Lennon contó después de 20 años que la canción había sido escrita para él. “Paul y yo solíamos estar juntos mucho más tiempo del que estábamos con mi padre. Teníamos una gran amistad”, reconoció. En 1996 Julian pagó más de 27 mil euros por la compra de las notas de grabación del hit en una subasta.