De vivir de la basura a jugar la final del Mundial: la conmovedora historia de Kanté

176

Es un jugador clave para la Selección de Francia y lo quiere el Real Madrid, el PSG y la Juventus. Conoce al volante francés que es ejemplo de resiliencia.

No tiene el marketing de las grandes estrellas, ni usa ropa cara o de moda. No se muestra verborrágico como Javier Mascherano, pero maneja la perfección el mediocampo de su selección; no cuenta su vida en las redes sociales, a pesar de que, de vez en cuando, postea alguna foto en su cuenta de Facebook o Instagram.

On continue! Merci pour votre soutien @equipedefrance

A post shared by N'Golo Kanté (@nglkante) on

En un equipo donde las miradas se las llevan Mbappé (la joven promesa de 19 años que dejó afuera a la Argentina) y Griezmann (el francés que toma mate como un uruguayo), él fue el encargado de borrar a Messi de la cancha, cuando nuestro equipo se quedó afuera del mundial.

N’Golo Kanté no sale en las revistas seguido, ni es taquillero, pero es el motor que tiene la selección francesa que jugará la final el domingo.

Kanté

Sus padres nacieron en Mali y en 1980 se mudaron a los suburbios del oeste de París, a un departamento del primer piso del distrito de Rueil-Malmaison. Allí nació una década después y se crio junto a sus 8 hermanos, cuatro varones y cuatro mujeres.

Kante

A los 6 años comenzó a jugar en el club local Pateau, donde lo recuerdan como “un trabajador incansable”. Pero el dinero no alcanzaba y a los siete tuvo que salir a trabajar con su padre: recorría 11 kilómetros por día juntando cartón y chatarras para reciclar, para ayudar con la economía de su humilde familia.

Cuando empezó a jugar al fútbol, soñaba con ser como  Diego Maradona o el brasileño Ronaldo, pero hacer goles no era lo suyo y el entrenador que tenía por entonces, le dio una tarea para realizar durante las vacaciones: hacer 50 “jueguitos” con cada pierna y otros tantos de cabeza, para mejorar su calidad.

Kanté

A los 11, justo cuando había logrado ser federado en el Suresnes y había comenzado a mostrar su calidad futbolística, murió su papá y tuvo que redoblar la cantidad de metros recorridos por día para juntar basura, porque hacía falta más dinero. Muchos preparadores físicos sostienen que ahí está la clave de su resistencia.

Kanté

“Cuando jugaba en el club de mi infancia, fui a hacer pruebas para entrar a la academia de clubes profesionales de Francia, pero no tuve oportunidad. Me decían que tenían muchos jugadores como yo o simplemente, no les gustaba lo que yo hacía”, recordó el finalista de Rusia 2018. Es que varios equipos lo rechazaron a N’Golo Kanté por su estatura y su menuda contextura física. Apenas mide 1,68 metros.

En el Unión Sportive de Boulogne firmó su primer contrato, a los 19 años. El club le quedaba a 300 kilómetros de su ciudad natal, ganaba poco dinero y comía poco, pero jamás se quejó. Se mudó a una residencia para jóvenes e iba a entrenar en ¡monopatín! Cuando su madre se enteró, le pidió que se compre un auto por seguridad y fue así que compró su primer vehículo, usado.

Kanté

En 2013, pasó al Caen de segunda categoría francesa y en 2015, lo compró el Leicester City de Inglaterra, el equipo sensación de la Premier League, que se consagró campeón de la primera división en 2016 y su actuación lo llevó a ser elegido como el mejor jugador de la temporada por sus colegas y lo más importante, debutar en la Selección de Francia.

Kanté

Aunque tuvo que elegir, porque lo tentaron para que juegue con la de Mali, el país de sus padres.“Es imposible dejar pasar a un jugador de tal calidad. Ya hablamos con sus representantes”, había declarado Alan Giresse, el por entonces entrenador del conjunto africano.

La historia en la selección le tendría un capítulo guardado. Jugó sus primeros minutos el 25 de marzo de 2016 y cuatro días más tarde, justo en su cumpleaños, debutó como titular y marcó un gol ante Rusia, el país anfitrión de la Copa del Mundo, que este domingo 15 de julio lo verá disputando la final como una de las grandes estrellas de la tarde.

Kanté

En los últimos años, pasó al Chelsea y se convirtió en el primer jugador en ganar dos veces seguidas el campeonato inglés, con dos clubes diferentes; ayudó a su familia económicamente, se compró su primer 0KM (pero reconoce que no disfruta de manejar) y muchos equipos se disputan su pase para el inicio de la próxima temporada, después del mundial. Entre ellos está el poderosoReal Madrid, que hace varios años, rechazó contratarlo porque no era conocido y físicamente parecía un chico.

NIZHNI NÓVGOROD (RUSIA), 06/07/2018.- El árbitro argentino Néstor Pitana (i) y el centrocampista francés Kanté durante el partido Uruguay-Francia, de cuartos de final del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, en el Estadio de Nizhni Nóvgorod de Nizhni Nóvgorod, Rusia, hoy 6 de julio de 2018. EFE/Kiko Huesca [ATENCIÓN EDITORES: Sólo Uso editorial. Prohibido su uso en referencia con entidad comercial alguna. Prohibido su uso en alertas, descargas o mensajería multimedia en móviles. Las imágenes deberán aparecer como fotografías congeladas y no podrán emular la acción del juego mediante secuencias o fotomontajes. Ninguna imagen publicada podrá ser alterada, mediante texto o imagen superpuesta, en el caso de que (a) intencionalmente oculte o elimine el logotipo de un patrocinador o (b) añada y/o cubra la identificación comercial de terceras partes que no esté oficialmente asociada con la Copa Mundial de la FIFA.] rusia nestor pitana futbol campeonato mundial 2018 futbol futbolistas partido seleccion uruguay francia

Al igual que los materiales que juntó en los suburbios parisinos junto a su padre para poder comer, N’Golo Kanté se recicló, jamás bajó los brazos y es la pieza clave de este equipo de Francia que busca quedarse con la Copa del Mundo después de 20 años.