La clave para manejar las redes sociales después de una separación

79

Una especialista señala qué hacer en cada plataforma para que el duelo no se convierta en un infierno

Terminar una relación suele ser traumático, ya que causa dolor sin importar cómo haya sido el final. Y las redes sociales, como Facebook, Instagram y hasta WhatsApp, aparecen como el recurso para que ese padecimiento se prolongue en el tiempo.

La psicóloga Thais Ribó, citada por La Vanguardia, explica qué pasa cuando vemos las publicaciones de un ex en Facebook o Instagram. “La tendencia va a ser la de compararnos con él, con cómo le va la vida, en qué punto está de su reconstrucción respecto al nuestro. Entonces podemos caer en procesos de obsesión, culpa, arrepentimiento o rabia”, explica.

“Cada caso es un mundo, cierto, no es lo mismo una relación que ha terminado bruscamente, por engaño o traición, que una ruptura de mutuo acuerdo. Pero en el inicio del proceso de duelo, por muy bien que hayamos quedado con nuestro ex, lo más saludable es bloquear cualquier comunicación”, dice Ribó.

Un estudio publicado en la revista CyberpsychologyBehavior and Social Networking señala más de la mitad de los participantes (el 54%) seguía siendo amigo de su ex en la red social, pero no mantenía un contacto frecuente. El 25% borró al otro de su lista y el 12% se encontró con que le habían borrado primero.

De acuerdo con el estudio, mantener el contacto virtual con un ex podría hacer que el deseo sexual hacia él aumente y que se dejen de lado otros aspectos de la relación. En cuanto a Instagram, Ribó recomienda: “Yo recomiendo bloquear y dejar de seguir, para no ver ni ser vistos por nuestros ex y evitar así recaídas”, señala Ribó.

“A partir de los 30 se es más capaz de dejar el celular a un lado y pasar de las redes sociales por un tiempo, pero antes de esa edad es prácticamente imposible porque esos jóvenes han nacido en la era digital y les es prácticamente imposible comunicarse de otra manera. Viven de los me gusta, sin me gusta, no existes”, señala.

Una de las trampas más frecuentes, por otra parte, es borrar al ex de las redes, pero no a los amigos en común. Al respecto, la psicóloga asegura que mantener ese tipo de contacto marca un retroceso notable en el duelo sentimental: “Aunque la relación acabara bien, no es agradable ver que tu ex rehízo su vida. Y vos ni siquiera sabes aún por dónde empezar”.

Fuente: La Vanguardia