Son Heung-Min: Dejó afuera a Alemania, ahora el servicio militar podría cortarle la carrera

545

Decenas de imágenes se cruzaron por la cabeza de Son Heung-Min en lo últimos cinco días. Una de ellas, expresada en una mar de lágrimas, se transformó en una de las fotos que rápidamente se viralizaron en todo el mundo, tras la caída de Corea del Sur frente a México. Su golazo de zurda no le sirvió de consuelo. Hoy, en cambio, su sonrisa dio la vuelta al planeta fútbol tras decretar uno de los cimbronazos más resonantes en la historia de la Copa del Mundo: otra vez con su botín izquierdo, con el arco a su merced, se encargó de mandar a Alemania de vuelta a casa. Sin embargo, Son Heung-Min, una de las estrellas del Tottenham inglés y de Corea del Sur, todavía no sabe si lo conseguido le alcanzará para evitar el servicio militar en su país, lo que le pondría un freno abrupto a su ascendente carrera.

Son es la gran estrella de los surcoreanos y pieza clave para Mauricio Pochettino en Tottenham, al punto que el DT argentino lo utilizó en 37 de los 38 encuentros de la última Premier League. Allí, también es amigo de Erik Lamela y suelen compartir con el argentino largas tandas de mate. Inclusive, Son tiene contrato hasta 2020 con la entidad londinense. Pero el obstáculo surge porque el servicio militar coreano tiene una duración mínima de 21 meses y una máxima de 36 según el itinerario que se elija. El jugador nacido en Chuncheon en 1992 cumplirá los 26 años el próximo 8 de julio y es obligatorio realizarlo antes de los 28 años.

El servicio militar es requisito indispensable en Corea del Sur y Son solo contaba con dos opciones para evitarlo: si conseguía la clasificación para octavos del Mundial de Rusia o si obtiene el oro en los Juegos Asiáticos. Lo primero ya no podrá ser, para lo segundo tendrá que esperar: la cita será en Indonesia del 18 de agosto al 2 de septiembre y allí estaría la última gran oportunidad. Así, el beneficio llega por parte del gobierno para deportistas de elite.

Son tenía 16 años cuando llegó a Europa en 2008 para incorporarse a las categorías inferiores del Hamburgo. Después, desde 2013 hasta 2015 pasó por Bayer Leverkusen. Su llanto conmovedor tras la caída ante México llevó a especular en los simpatizantes de su país con que se debía a la inminente llegada del servicio militar. No le alcanzó el consuelo del presidente Moon Jae-in. Sin embargo, el futbolista relativizó el hecho e intentó no generar ninguna polémica. “Lloré porque me sentía apenado. Es un orgullo ser coreano y representar a mi país en la Copa del Mundo. Es un honor y una etapa muy especial cuando jugás un Mundial. No quería perder, por supuesto. A pesar de que hicimos un muy buenos partidos, los resultados en el inicio no han sido como queríamos, entonces eso resultó muy desafortunado para mí y la gente de mi país”, consideró.

La ley surcoreana se debe a la tensión constante entre las dos coreas. No obstante, el acercamiento entre los dos presidentes a lo largo de 2018 es motivo de esperanza para los ciudadanos. Muchos coreanos realizan el servicio militar con orgullo y está mal visto socialmente evitar su cumplimiento. Otro ejemplo que aparece dentro de los deportistas de elite es el tenista Hyeon Chung, de 22 años y una de las máximas promesas en el circuito ATP (está ubicado 22º en el ranking). Gracias a su éxito en los Juegos Asiáticos de 2014 (Chung ganó el oro en dobles con su socio Young- kyu Lim), el joven solo necesitó participar en cuatro semanas de entrenamiento básico para los militares en lugar de los dos años requeridos.

En Change.org, la plataforma de peticiones y cambio social más grande del mundo, ya se pueden ver solicitudes para que Son Heung-Min no esté obligado a cumplir con la ley de su país. En ese espacio, cada día, a nivel global, se inician más de 1000 pedidos sobre una gran variedad de temas, desde cuestiones muy personales a la reacción colectiva ante grandes temas que ocupan la actualidad de un país, pasando por cuestiones locales a cambios legislativos a escala nacional. Lo más curioso es que una de esas peticiones llegó desde. México. Claro, de no haber sido por el favor surcoreano, los norteamericanos podrían haber quedado eliminados en primera ronda en Rusia 2018.

Desde la mirada occidental, todo esto es parte de la vida común en Corea del Sur. En caso de tener que cumplir con el servicio militar, Son podrá elegir: en el Ejercito e Infantería de Marina corresponden 21 meses; Marina de guerra, 23 meses; Fuerza aérea, 24 meses y servicio civil o de trabajador público, de 24 a 36 meses.

No alcanzó, parece, con haber sacado de Rusia 2018 a un gigante. Alemania quedó de rodillas y mucho tuvo que ver el elenco surcoreano. Si los asiáticos avanzaban a octavos quedaban exentos de realizarlo: así se lo habían prometido las autoridades de su país. Ahora, tras la eliminación, a Son y a sus compañeros les tocará cumplir con su nación. Salvo, claro, que logren el oro en los Juegos Asiáticos .

Son Heung-Min es una figura en Tottenham y el club británico ya está moviendo los hilos para ampliarle el contrato a un futbolista tasado en 50 millones, según la web especializada Transfermarkt. Los Spurs no son los únicos que cruzan los dedos para que el extremo surcoreano no realice el servicio militar.