Emojis: el significados de los más usados pero que nos pueden meter en problemas

84

El uso de emojis a veces puede malinterpretarse pero, ¿sabemos cual es su verdadero significado?

Todos usamos los emojis en nuestras conversaciones, y seguramente alguna vez pasaste por una situación así: en medio de un chat en WhatsApp, las persona con la que hablas te manda un emoji, y vos no sabés qué contestar. Tanto así como viceversa, a veces puede prestarse a confusiones ya que muchas veces no tenemos claro el significado de un emoji.

Aquí tratamos de que no mandes nunca un “emoji de la discordia”.

Según un estudio de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, los emojis son muy populares en la comunicación vía texto, pero las personas no los interpretan de la misma manera. Así, solo el 4,5% de los emojis analizados fue entendido por igual entre todos los participantes del estudio.

Esto sucede por las diferencias de diseños entre las marcas de sistemas operativos y porque, de entrada, hombres y mujeres no damos el mismo uso a los emojis (los hombres, por ejemplo, no suelen utilizar las caritas llorando de pena, sí de risa). Así, antes de sacar conclusiones, parémonos a intentar discernir qué significan ciertos emojis que nos pueden traer un dolor de cabeza.

Pero que significan para vos, también podés opinar. ¿Para ustedes que significa?

Cara guiñando el ojo:

Una cara amable. Pero puede tener más matices. Puede buscar la complicidad, ir después de una frase picara o significar que lo que se ha dicho antes era, simplemente, una broma.

Sonrisa con dientes apretados:

Es, sin duda, uno de los emojis de la discordia. Pero… ¿qué significa exactamente esta expresión? De hecho, algunos participantes del mencionado estudio aseguraron que esta cara les resultaba agresiva, pero otros se fueron al otro extremo y dijeron que la veían “sumamente feliz”.

Sonrisa de lado:

Es una sonrisa cómplice. Esta cara puede ser muy útil para rellenar bastantes espacios en los que sobran las palabras, ¿no creen?

La flamenca y el “Travolta”:

Algo en lo que todos estamos de acuerdo es que estos emojis siempre dan sensación de alegría, sea en el contexto que sea.

Los ojos con forma de corazón:

Nos acercamos a un terreno peligroso, porque estos ojos se pueden interpretar como de enamoramiento, y ¿qué puede suceder si se los ponemos a aquel chico/a con el que hemos comenzado a salir hace poco, pero todavía no estamos en ese punto?. Exactamente, podemos meter la pata y hundirnos hasta el cuello.

El corazón rojo:

Sin duda, el emoji más comprometido. Porque al utilizarlo, aquí si que te puedes estar declarando sin darte cuenta (un corazón de otro color parece que no es tan importante, ¿no? Cuando alguien te lo manda, ¿qué es lo que te sugiere?. Atentos.

Las manos juntas:

Este es uno de los emojis más controvertidos, porque nadie se pone de acuerdo en su significado. Para algunos quiere decir agradecimiento, mientras que para otros son unas manos rezando.

La sonrisa simple:

Si hay un emoji que no genera dudas sobre su significado, es el de la sonrisa amplia de siempre. Es más, Investigadores de la Universidad de Sur de Adelaida (Australia) localizaron la reacción neuronal provocada por este emoji, y llegaron a la conclusión de que esta reacción es la misma que vive nuestro cerebro cuando alguien nos sonríe.

Los emojis son procesados en el área occipitotemporal, la misma zona utilizada para las caras físicas. Nuestro cerebro parece haber aprendido que la carita sonriendo tiene el mismo valor que una sonrisa verdadera y así, ha readaptado sus códigos de interpretación neuronal. Aunque nunca faltará el que la use de manera irónica, solo para molestar.