El estafador más buscado cayó por el perfil de su novia en Facebook

201

Había desaparecido de los radares de los investigadores. Se había transformado en un fantasma. Pero, como le pasa a muchos prófugos de la Justicia en era digital, cometió un error que lo dejó expuesto ante los detectives que lo buscaban desde hacía cuatro años. Los posteos, fotografías y los comentarios en Facebook de su mujer llevaron a Armando Chirino Expósito, de nacionalidad cubana y pasaporte mexicano, a la cárcel. Está acusado de ser la cabeza de una organización criminal dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito y débito, licencias de conducir y documentos de identidad.

Chirino Expósito, de 59 años, fue detenido por detectives de la Policía de la Ciudad en una chacra en Cañuelas donde le secuestraron información de cuentas bancarias, hologramas autoadhesivos de Visa y Mastercard, un grabador de bandas magnéticas, “embozadoras” para impresión de datos sobre relieve, 234 tarjetas doradas sin bandas magnéticas, impresora, una escopeta, un fusil, dos rifles y dos chalecos tácticos.

“Es un especialista de la falsificación. Era buscado desde hace cuatro años y había logrado desaparecer del mapa hasta que descubrimos quién era su pareja y comenzamos a analizar las publicaciones familiares en las redes sociales”, explicó a LA NACION un jefe policial que participó de la investigación.

La orden de allanamiento y detención de la chacra donde vivía Chirino Expósito y su familia fue firmada por el juez criminal y correccional Manuel De Campos después de una intensa investigación del fiscal Martín Mainardi y de detectives de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad, al mando del comisario Gerardo Rofrano.

Todo había comenzado en 2014 cuando personal de la Policía de La Pampa detuvo a dominicanos que compraban en comercios con tarjetas de crédito truchas.

“Las primeras compras que hicieron los ciudadanos dominicanos pudieron realizarlas sin mayores problemas, pero después, las tarjetas empezaron a ser rechazadas. Se inició una investigación y se descubrió que las tarjetas falsas habían sido confeccionadas y distribuidas en la ciudad de Buenos Aires”, explicó una fuente judicial. En ese momento se arrestó a otro sospechoso vinculado a la organización, pero “El artesano del plástico bancario” no fue atrapado.

Según fuentes de la Policía de la Ciudad, el sospechoso detenido utilizaba “maquinaria” sofisticada la que “sumada a su estilo artístico hacían que las tarjetas que él diseñaba pasaran desapercibidas para los comerciantes en el momento de pagar las compras. Incluso para empleados bancarios era difícil detectarlas”.

Chirino Expósito fue ubicado después de haber identificado en Facebook el perfil de su pareja que posteaba y hacía comentarios sobre la ciudad de Cañuelas, situada a 70 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

“En algunas de las fotos subidas a Facebook descubrimos a ‘El artesano del plástico bancario’. A partir de ese momento sabíamos en qué zona estaba”, dijo una fuente con acceso al expediente.

La investigación continuó hasta descubrirse el lugar exacto donde vivía Chirino Expósito: una chacra de 40 hectáreas situada a la altura del kilómetro 75 de la ruta nacional N° 3. En la tranquera se podía leer el nombre: “Los Ceibos”.

Para llegar a la chacra, los investigadores tuvieron que transitar 15 kilómetros por caminos rurales.

Cuando se hizo el operativo, los detectives policiales descubrieron un “laboratorio” para falsificar tarjetas de crédito y de débito. “En la chacra nos encontramos con toda la maquinaria y materia necesaria para concretar las falsificaciones”, sostuvo un detective.

“El fraude con tarjetas bancarias es un delito transnacional dado que en la mayor parte de los casos ocupa información de distintos países y por lo general el uso se hace un país distinto al de emisión del plástico, situación que es aprovechada por los delincuente”, afirmaron en la Policía de la Ciudad.

Mensajes desde Cañuelas

  • El sospechoso identificado como Chirino Expósito, de 59 años, estaba prófugo desde 2014 y era intensamente buscado por ser considerado uno de los principales falsificadores de tarjetas de crédito. Era conocido como “El artesano del plástico bancario”. Fue detenido por la Policía de la Ciudad en Cañuelas.
  • Los investigadores siguieron la actividad que la novia del sospechoso realizaba en su cuenta de Facebook y así lograron la captura.

Fuente: RT