Los cinco vicios que debés evitar cuando manejes

159

A ninguna persona le gusta descubrir que la forma en que maneja puede ser la causante de que su auto se haya roto, sobre todo cuando esa avería supone una importante suma de dinero. Aquí una lista de los cinco vicios más comunes a la hora de conducir.

Con el paso del tiempo y con los kilómetros recorridos, hay una tendencia a tomar malos hábitos de conducción. Aun el modelo de automóvil más moderno puede presentar fallas si no es utilizado adecuadamente.

1. Mantener la mano en la palanca de cambios

Muchas personas que tienen auto con caja manual mantienen todo el tiempo la mano en la palanca de cambios, cuando deberían hacerlo sólo para realizar los cambios de velocidad. Esto es un riesgo porque ocasiona que no tengas las dos manos en el volante y suma el peligro de un accidente. También, al mantener la mano en la palanca, hacés presión en ella, lo que ocasiona que se haga fuerza sobre los dientes que engranan con cada velocidad. Con el tiempo, estos se dañan por el golpeteo o por la fricción.

2. Tomar el volante con una sola mano

Muchos conductores agarran el volante con una sola mano para dar la vuelta. Esto es muy peligroso, ya que, en el caso de un eventual cruce de un peatón, un ciclista, un motociclista o un auto no se podrá maniobrar rápidamente el volante con la rapidez necesaria para evitar un accidente.

3. Pisar el embrague cada vez que se frena o cuando se está detenido

Este vicio genera mucho daño al auto. Algunos conductores, cuando frenan el auto, pisan el embrague, esto hace que disminuya tanto la tracción como el control del automóvil, lo que provoca un daño directo sobre embrague, además de que se desajusta todo el tiempo.

4. Ir en reversa sin prestar atención 

Arrancás tu auto y rápidamente ponés reversa. Un error grave, ya que podría cruzarse una moto, una bici o un peatón,
y provocarías un accidente. O puede que haya una piedra, un bache o cualquier objeto atrás que no hayas visto cuando te subiste.

5. Cambiar de carril sin fijarse ni avisar

Cambiar de carril sin fijarse si va pasando otro vehículo es peligroso. A muchos conductores les ha pasado que se cambian de carril sin ver si se acerca otro auto.

Nunca te fíes sólo de los espejos laterales, ya que existen los puntos ciegos. Siempre es bueno verificar bien y mirar directamente si no hay un vehículo al momento de cambiar de carril.